noticias discos artículos conciertos parsley people links

AINA + A ROOM WITH A VIEW
18-enero de 2001
Madrid, Sala Siroco

Desengañémonos. Por mucho que lo intenten, los medios no crean escenas. Vienen solas. No se imponen, se dejan querer, seducen al oyente y finalmente... se hacen imprescindibles. El mejor ejemplo lo encontramos en el hardcore. Quizás ninguna escena musical en este país haya tenido una relación medios-público tan poco afín. Encontrar publicaciones donde se destaquen nombres como Aina, A Room with a View, Staygold Ponyboy (en el bando local) o Texas is the Reason, Promise Ring, Burning Airlines (en el foráneo), es una auténtica quimera. Y sin embargo, las doscientas personas que abarrotaban la sala Siroco el pasado mes de enero para festejar su décimo aniversario, estaban dispuestas a empujar con fuerza una escena que vive -desde los tiempos de 24 Ideas- una segunda juventud.

La evolución musical de las dos bandas en liza aquella noche, A Room with a View y Aina, ha sido bastante distinta y quedó claramente reflejado en el escenario. Los primeros en hacer acto de presencia fueron A Room with a View. El cuarteto madrileño comandado por Conrado (guitarra) y David (batería) desempolvó algunas canciones de su primer trabajo Addiction of Duplicities (Heart in Hand, 99) como "Four Nights of a Dreamer" o la siempre excitante "Drowning Spaces". El material nuevo confirmó que A Room with a View abandonan poco a poco el hardcore para acercarse lentamente a los terrenos del post-rock. Personalmente creo que han tenido mejores tardes (como aquel increíble concierto teloneando a los propios Aina y a Capitol City Dusters), pero incluso los mejores toreros no pueden salir siempre por la puerta grande. Los que sí cortaron las dos orejas y el rabo fueron Aina. El grupo barcelonés crece día a día. Desconocemos sus límites... pero el futuro para ellos es la mar de halagüeño. Aina han madurado muchísimo y se saben sobrados en el escenario, en gran parte propiciado por la experiencia adquirida en sus -cada vez más frecuentes- giras europeas teloneando a grupos consolidados como Bluetip, Bob Tilton o Karate. Tras las primeras canciones ya se hacía patente que Aina beben cada vez más del hard-rock (que no hardcore). Los riffs de Titi al comienzo de las canciones ensoñaban a más de uno con el mítico Angus Young. Seguramente estén intentando huir de la etiqueta "emo" que les persigue allá por donde van, o simplemente reivindican sus influencias (no olvidemos las famosas camisetas que parodian a los monstruos AC/DC). Acudir a un concierto de Aina es garantía de disfrute con los baquetazos de Pau, disfrute con la intensidad coordinada de Artur y Titi con sus guitarras, disfrute con unas canciones que van más allá de los himnos ya establecidos, aclamada siempre con satisfacción por la troupe de fans catalanes que les siguen fieles en sus giras.

En fin, un concierto que no defraudó a los que nos congregamos en Siroco el pasado mes de Enero. Por cierto, bastante paradójico lo de Siroco, una sala que acoge practicamente la totalidad de conciertos de hardcore en Madrid, como los de June of 44, Aina, Capitol City Dusters o Burning Airlines, y a la vez es el templo -Juan de Pablos mediante- del ñoñi-pop ibérico. Paradojas de la vida.

-Héctor Garrido


Arriba: Aina

Fotos y texto: Héctor Garrido


Arriba: A Room With A View



portada más conciertos