noticias discos artículos conciertos parsley people links

PIANO MAGIC

Madrid, Sala Nasti

Es extraño el proceso de la familiaridad, no sé si se ha estudiado mucho sobre esto. Yo aún lo encuentro extraño. Incluso lo inalcanzable, mientras permanezca el suficiente tiempo en este estado, se torna familiar y se vuelve costumbre. El tiempo de vida de lo nuevo, la corta duración de lo sorprendente, es tan ínfimo, tan limitado. Joy División y Disco Inferno han hablado sobre la novedad que se agota. Se han preguntado qué hay después.

Por cierto, al término de aquel (este) concierto, alguien del público le dijo a Miguel Marín, batería, 'ha sido el momento de mi vida en que más cerca he estado de un concierto de Disco Inferno'. Y sí, es evidente la línea que une a Ian Curtis con Ian Crause y Glen Johnson. Junto con el temor a la pérdida, es el hartazgo, o peor el hastío, el terror que se esconde tras la emoción. Que se vuelva banal al contacto con lo cotidiano. Qué miedo.

Aquel día el grupo estaba cansado, viajaban, y llegaron a la noche agotados. A Glen le fallaba la voz pero, lejos de restar calidad o precisión, sumó a la interpretación de las canciones de Piano Magic el riesgo del borde. Si conoces las canciones de Piano Magic ya sabes de qué borde te hablo. Esa escalera mal calzada sobre la que Glen Johnson parece pasar sus días. Glen Johnson, uno de los compositores más importantes de principios de siglo.

Lo que más recuerdo es la fiereza con la que se imponían las canciones, la tiranía con que exigían la entrega de los músicos. Después recuerdo mi propia entrega, y la memoria abandonada. Quizás también la imagen de Glen, en parpadeos, sujeto a la guitarra, arrimado al micro, pensando lo poco que le gusta cantar sus propias canciones, es probable que extrañando a Caroline Potter. Ya no les volveremos a ver de esta manera, Piano Magic muta, constantemente. No serán las mismas personas, y las que sí serán, ya no serán las mismas.

-Elena Cabrera



Fotos: Irene Tremblay
Texto: Elena Cabrera



portada más conciertos