noticias discos artículos conciertos parsley people links

La historia de Don Caballero podría resumirse en un par de líneas, apenas las necesarias para explicar cómo unos chicos de Pittsburgh, que gustaban en 1991 de los desarrollos instrumentales de bandas como Voivod o Slint, deciden olvidarse del formato canción y explorar el hecho matemático de la música: la repetición, la linealidad y la sinergia sonora.

Bajo esta premisa publican dos álbumes en los noventa y un recopilatorio de singles, todos bajo el poderoso prestigio que otorga la etiqueta Touch and Go. Casi tres años después de publicar su último álbum, Don Caballero vuelven a la carga en el tercer milenio con un nuevo trabajo. Y ya no cabe duda alguna. Don Caballero se consagra con American Don (T&G, 2001) como el grupo peripatético por excelencia de la escena independiente norteamericana. Ian Williams (guitarra), Damon Che (batería) y Eric Emm (bajo) legitiman con firmeza el apellido "math", por la extrema tendencia a la estructura matemática en sus canciones. Con American Don, la música de Don Caballero toma sustento en la estresada percusión de Damon Che (encubrémosle al altar de Doug Scharin) y en la superposición de caóticas líneas de guitarra que alimentan la estructura de la composición, acercándose más que nunca a Storm & Stress, el proyecto paralelo de Ian Williams.

Poco a poco Don Caballero han ido desechando cualquier intención significativa en su música, aparcando completamente la melodía que someramente aparecía en su primer trabajo For Respect (T&G, 1993). Esta noluntad de significación en la música de "American Don" coexiste con la plasmación del análisis matemático del sonido en un abstracto eje de abscisas y coordenadas, que sin llegar al serialismo contemporaneo, posee una clara intención deconstructora del sonido. ¿Ejemplos? I Was Like You es un segmento cortado-pegado en distintos momentos en sus más de cinco minutos de duración, Fire Back About your New Baby Sex (la pieza que abre el álbum) rezuma influencias procedentes de la atonalidad dodecafónica, y Ones All Over The Place se mueve en las tumultuosas aguas que bajan del manantial de Steve Reich y desembocan en el amplio mar del post-rock.

Pero no quiero seguir por este camino que me puede llevar, equivocadamente, a considerar a Don Caballero como algo diferente a lo que en realidad es: un grupo de rock, con su guitarra, su bajo y su batería. Pero las referencias están ahí. Eso es indudable. Y si he querido remontarme a la música contemporánea, también podría hacerlo al jazz, que esparce igualmente sus esencias -increíble "The Peter Crisis Jazz"- a lo largo de las nueve piezas que componen este disco. Tantos estratos superpuestos, no pueden sino formular una propuesta arriesgada y extravagante, quizás fría para el oyente no iniciado, pero excepcional a todas luces para el individuo avezado en las propuestas que llegan del otro lado del charco.

- Héctor Garrido

AMERICAN DON:
Don Caballero
(Touch & Go, 2000)



LINKS :

Don Fanallero Fanpage

The Desk of Elsewhere (Fanpage)

Web Oficial Southern



más comentarios