noticias discos artículos conciertos parsley people links

Axulor, uno de los variados personajes que poblaban Obabakoak -obra cumbre de Bernardo Atxaga- se esforzaba en hacernos saber que toda originalidad en la creación literaria se remontaba al siglo diecinueve, y que el último siglo se poblaba de sucesivos plagiadores que hacian de la copia un arte. Extrapolando las teorías literarias de Atxaga a la creación musical, corremos el peligro de tildar a obras extraordinarias como un mero plagio. Y eso es peligroso.

Dianogah podrían convertirse en el argumento principal de Axulor. Es cierto que el sonido que los de Chicago imprimen a sus instrumentos no nos resulta desconocido. Battle Champions (Southern, 2000) es un tratado del más puro math-rock que durante la última década ha circulado por Estados Unidos. Hay cierta reminiscencia norteamericana en cada nota, en cada acorde. De principio, nos obsequian con una formación de dos bajos y batería que enganchan al oyente en una exploración instrumental de base rítmica sostenida. De nuevo el bajo de seis cuerdas que maneja Jason Harvey sustituye a la guitarra. Y la voz de Jay Ryan se cuela en un par de canciones para recordarnos que tras los instrumentos hay personas, lo que les aleja de la frialdad que abunda en propuestas -no por ello menos interesantes- como las de Tristeza o Tortoise.

Axulor nos insinuaría que Slint se cuelan por las rendijas de "Kaisakunin" y que compañeros de viaje como A Minor Forest o Ativin están presentes en otras canciones como "Indie Rock Spock Ears" o "At the Mercy of a Mustang". En resumidas cuentas, nos diría que Dianogah copian. Pero una vez hubiera terminado Axulor, nuestra argumentación en soporte de Dianogah se sustentaría en dos puntos: primero, la línea de dos bajos en Dianogah no existía en Slint, y confiere a las canciones -especialmente en "Time for a Game of Stick"- una sutil muestra de originalidad; y segundo, Dianogah no se cierran a la instrumentalidad de los grupos de mathrock -como Ativin, que por cierto, ni siquiera utilizan un solo bajo- y acoplan la voz de Jay Ryan a modo de tercera línea rítmica... lo cual también es original.

Contra nuestros argumentos, siempre existirán los siempre-negatifos individuos que alimenten y cimenten su odio hacia Albini, añadiendo a Dianogah al tropel de bandas que han grabado en su regazo, y recordando que éste personaje ha llegado a grabar hasta a Nine Inch Nails, y que grabaría a su abuela si ésta se lo pagase bien. Pero bastará con no hacerles el mínimo caso. Si Dianogah son de Chicago, ¿donde grabar mejor que con Steve Albini en los estudios Electrical Audio Recording de esa ciudad?. No se les puede culpar por ello, y mucho menos viendo el resultado que cosechó su anterior As Seen From Above (Ohio Gold/Action Boy, 97), grabado igualmente por Albini.

Battle Champions es la versión contenida de aquel Machine is not Broken que Paul Newman publicó a principios de año en My Pal God Records, otrora sello de Dianogah. Y si el trabajo de Paul Newman era imprescindible, el de Dianogah no lo es menos. Y como prueba, escuchad el séptimo corte del álbum, "They have monkeys like we have squirrels", y decidme si no es una de las mejores piezas instrumentales del presente año. Atrévete Axulor....

- Héctor Garrido

BATTLE CHAMPIONS :
Dianogah
(Southern, 2000)



Web de Dianogah
Página oficial mantenida por el grupo, no muy amplia en contenidos, pero de impecable presentación.

Supersphere
Concierto en la Empty Bottle de Chicago. Stream en Real Audio.

Además en Parsley: Entrevista con Jay Ryan, de Dianogah.



comentarios más recientes