noticias discos artículos conciertos parsley people links

Juro que no me gustó la primera vez que lo escuché. Acostumbrado al tinte neocountry de los anteriores de Songs:Ohia, Ghost Tropic me pareció un álbum fuera de lugar, insulso, sin la magia que respiraba el primer álbum homónimo o Our Golden Ratio (Acuarela, 98 ). Temí que Jason Molina se hubiese convertido a la fecunda religión del 'post', de largas canciones silenciosas y opacas embutidas en experimentos rítmicos. Es cierto. No pude disimular mi desencanto con la primera escucha. ¿Dónde estaban los gritos desesperados? ¿y la guitarra folk? La respuesta fue contundente: Jason los borró... porque Jasón maduró. Y eso lo fui descrubiendo poco a poco.

Con Ghost Tropic, Jason Molina se desangra como nunca en cada canción. Forma con su sangre un río que nace en "Lightning Risked It All" y desemboca en los diez minutos solemnes de "Incantation". Es un flujo constante, sin pausas. Una obra completa incapitulada. Ghost Tropic nos muestra a un Jason quizás postrado en un sofá, quizás tumbado en su cama... pero siempre abatido. Aquí trópicos vemos pocos, apenas algunas cacatuas en las dos piezas instrumentales tituladas "Ghost Tropic". Pero fantasmas los hay por doquier; fantasmas del pasado en "Put No Limits on the Words" (...like a memory, my heart keeps remembering), fantasmas del amor en "The Body Burned Away" (...you said i am an empty page to you) y fantasmas de la deseperanza en "Not Just a Ghost Heart" (...it's not a generous world, it's a separate world). Las dos pausas instrumentales nos ayudan a respirar levemente, pero el oyente apenas logra recuperarse de la oscuridad del disco. Es un álbum claustrofóbico, minimal en su concepto sonoro, pero abiertamente expresivo. Y triste. Muy triste. Y desde aquella decepcionamente primera escucha, vino la esperanzadora segunda, la reveladora tercera, y las escalofriantes decenas de escuchas posteriores. Ghost Tropic se ha convertido para el que suscribe en el cénit de la carrera musical de Jason Molina, otro músico que consigue publicar... su primera ópera envasada al vacío.

- Héctor Garrido

GHOST TROPIC:
Songs:Ohia
(Secretly Canadian, 2000)



LINKS :

Secretly Canadian



más comentarios