noticias discos artículos conciertos parsley people links

Tras un década plagada de incursiones en la vanguardia del rock, Beef deciden soltar lastre y liberarse del encasillamiento experimental. Reivindican la humildad de su trabajo y huyen de la pretenciosidad de otros grupos/compañeros de viaje en el indie patrio.

Y para ello nos entregan un quinto álbum en el que nos enfrentan con la paradoja de toparnos con largos viajes sónicos ("El final de una carrera") frente a declaraciones en los créditos del disco como: "nos gustan Los Fresones Rebeldes". Ni más ni menos. ¿Que resulta un poco chocante?. Quizá sea lo que buscaban, desmitificar su obra, acercarse a la terrenalidad del asunto. Si Beef nunca han presumido de profesionalidad, esta vez nos lo dicen a gritos.

En Misery and Lies nos siguen mostrando su lado denso, enigmático y repetitivo ("Nose") que les convirtió en paradigma de lo vanguardista en nuestro país, con la vertiente más accesible (¿pop?) que ya inoculaban álbumes anteriores y que aquí se descubre en canciones como "Highlights" o "My bitch friend". Seguramente David, Juanjo, y cía. saben que hubo momentos mejores, pero no es menos cierto que éste disco supone un alivio para los que nos temíamos algo peor, ateniéndonos al resultado de su anterior entrega España a las 8 (Elefant 99). Las enseñanzas del rock alemán siguen presentes, pero esta vez han cambiado 'bratwursts' por 'hot-dogs', y en parte provocado por el trabajo de Wharton Tiers (productor de los primeros Sonic Youth) en los mandos, aparecen en sus canciones claras reminiscencias de la no-wave neoyorkina.

Todo esto hace de Misery and Lies un disco, que si bien no supone el cénit de su trayectoria, sí resulta explicativo de la evolución de la banda catalana desde aquellos lejanos Bach is Dead. Si te gustaron en Tongues (Acuarela 95), te gustará Misery and Lies.

- Héctor Garrido

MISERY AND LIES :
Beef
(Elefant, 2000)





Además en Parsley: Entrevista con David Beef.



comentarios más recientes