noticias discos artículos conciertos parsley people links

¿Y ahora qué hacemos nosotros?. Nos pasamos un año entero conjurándonos y prometiéndonos no desviarnos de la línea editorial y estilística definida para Parsley, y aparece un andaluz caradura como Antonio Luque, que nos tenía acostumbrados con su proyecto Sr.Chinarro a un sonido aflamencado repleto de circulitos y chipirones plancha, para apuntarse a la corriente del slowcore, reclutar a los chicos de D4Insight, y obligarnos a comentar en nuestro webzine su último trabajo La Primera Ópera Envasada al Vacío (Acuarela, 2001). Las malas lenguas (muy malas) nos dejan caer el adjetivo "oportunista", y los más optimistas, nos hablan de talento. Vaya por delante que mi opinión se aproxima más a éstos últimos, a los que ven en este trabajo una obra de incalculable valor artístico, y uno de los pocos discos post-postrock que, por querer seguir los postulados formulados en su día por Codeine o Bark Psychosis, no avergüenzan o sonrojan al oyente, y sí le obligan, en cambio, a recordar con morriña obras tan geniales como The White Birch o Hex.

No deja de sorprenderle a servidor, que personaje tan mohíno y hosco como Antonio Luque haya sido capaz de dar un volantazo tan brusco en su trayectoria, saltarse la mediana en plena autopista de loas, poner el auto de Sr.Chinarro en la dirección opuesta, y dirigir sus vistas hacia Norteamérica olvidándose de la Andalucía que asomaba por sus anteriores álbumes. Encuentro dificultades en la valoración de La Primera Ópera Envasada al Vacío por carecer de un referente previo en la carrera de Sr.Chinarro. No podría por ende afirmar la superioridad o inferioridad de este disco, su evolución o retroceso, la ampliación o simplificación en la intención creativa de Antonio Luque. Debemos partir de la incertidumbre para analizar este disco. Y cuando hemos conseguido poner nuestra mente en blanco, y nos hemos olvidado por completo de mapamundis y peût-etres, comienza a resonar en nuestros tímpanos la percusión de Salem's Lot. Y es entonces, ¡sólo entonces!, cuando alcanzamos a comprender la virtud esencial de este álbum: destrozar el alma de ser animado. Y aquí no hay truco ni cartón. Los giros instrumentales del slowcore, y las personalísimas y surrealistas letras de Sr.Chinarro, son de sobra conocidos. Pero cuando han transcurrido los treinta y ocho minutos de las siete canciones, y Mercheasterisco ha terminado de sacar el marisco a pasear, es de nuevo entonces, ¡sólo entonces!, cuando te das cuenta que has estado a punto de sollozar sin comprender el motivo y que has deseado que canciones como Falta o Con Algas como Peluca alargasen su minutaje hasta el infinito. Por eso, siempre que escucho La Primera Ópera Envasada al Vacío me asalta a la mente la palabra "genialidad". Y seguro que Antonio Luque no ha sido el único artífice de esta obra, excelsa, tanto en su forma como en su contenido (si es que alguien todavía cree en la diferencia entre estos dos conceptos). La extensa nómina de colaboradores reseñada en los créditos del álbum, nos da a entender que las sesiones de grabación han sido más democráticas de lo que parecía ser habitual en los anteriores trabajos de Sr.Chinarro. Y el resultado, es un disco cuya perfección será difícil de repetir en el futuro.

- Héctor Garrido

LA PRIMERA ÓPERA ENVASADA AL VACÍO:
Sr Chinarro
(Acuarela, 2001)



LINKS :

Sr Chinarro en Acuarela
Acuarela te ofrece todo lo que querías saber sobre Antonio Luque, y no te atrevías a preguntar.



más comentarios