noticias discos artículos conciertos parsley people links

El mundo se transforma progresivamente y las personas con él. Bill Callahan no es ninguna excepción; un hombre de naturaleza atormentada y emoción compulsiva, que alterna estados de ánimo como un camaleón muda su piel. Para su nuevo álbum Dongs of Sevotion (Domino, 2000) nos ofrece su lado más amable. Bill ya murió víctima del amor y ahora descansa en paz, ajeno al sufrimiento y a la desesperanza que irradiaban ábumes como The Doctor Came at Dawn (96) o Red Apple Falls (97). Y ahora su alegría nos sabe a poco.

Dongs of Sevotion no es, ni mucho menos, el mejor trabajo de Callahan. Las manzanas ya cayeron, y ¡la viuda empieza a lanzar besos a los hermanos del difunto!. ¿Pero qué ha pasado aquí? ¿Dónde está el ser posesivo y luchador de antaño? ¿Por qué canciones y letras como las de "Easily Lead" o "Strayed" sugieren que esta vez sí, los castillos se tornaron en gigantes que asfixiaron el alma del pobre Bill?. Definitivamente se rindió. Nuestro crooner de Sacramento se ha convertido en uno de esos jubilados cascarrabias que pobladores de parques y solares en construcción, lanzan consignas de abatimiento ante los tiempos modernos ("It's just this justice aversion for the improper way things are done today"), y admiten ser pertinaces calzonazos con la parienta ("it's strange the way you walk behind but seem to lead the way").

Pero como exhorta el refranero popular, quien tuvo... retuvo. No es sencillo un cambio tan radical de león a corderito. El remanente sentimental recae sobre dos canciones, "Dress Sexy at my Funeral" y "Nineteen" que bien podrían ocupar el trono de mejor-canción-de-Smog de no ser por aquella maravillosa "All Your Women Things" que todavía despedaza el corazón del que suscribe este comentario. "Nineteen" nos devuelve a la despreocupada y alocada adolescencia que todos vivimos, al anhelo de ser adultos ("I was nineteen and so relieved to be beating twenty") y comportarnos como ellos. Y "Dress Sexy at my Funeral" me estremece de sólo pensar que la historia que cuenta pudiese ser real, de imaginarme que la viuda leyera a los asistentes una declaración de este estilo: "And when it comes your turn to speak before the crowd, tell them about the time we did it on the beach with fireworks above us, on the railroad tracks with the gravel in your back, in the back room of a crowded bar, and in the very grave yard where my body now rests [...] Also tell them about how i gave to charity and tried to love my fellow man the best I could... but most of all, don't forget about the time on the beach with fireworks above us"

Si Red Apple Falls (97) y Knock Knock (99) fueron producidos por O'Rourke, esta vez son las sabias manos de Jeff Parker (guitarra), Matt Lux (bajo) y John McEntire (batería) las que se dejan ver a lo largo de las once canciones de un Dongs of Sevotion, que a mi entender carece de la tristeza de antaño. Bill necesitará de una nueva Cynthia o una nueva Chan para romper de nuevo su frágil corazón . ¡Y que alguien me explique qué pinta un foto de Takeshi Kitano en el libreto del álbum!

- Héctor Garrido

DONGS OF SEVOTION
Smog
(Domino Records, 2000)



BATHYSPHERE
Web no-oficial de Smog, con mucha información y una lista de correo, pero escaso material gráfico.

SMOG FAN SITE
Desde Suecia. Ofrece material gráfico y ¡puedes escuchar todas sus canciones en Real Audio!



comentarios más recientes