noticias discos artículos conciertos parsley people links


La cita bianual con la que Tortoise nos tiene bienacostumbrados desde 1994, toma cuerpo este año con Standards (Thrill Jockey, 2000), un álbum de calidad menos reconocible en la superficie, pero en el que subyace todo un credo que los Herndon (percusión), Bitney (teclados, percusión), McEntire (de todo un mucho), McCombs (bajo) y Parker (guitarra) han logrado extrapolar a decenas de bandas satélites norteamericanas durante la pasada década. Este mismo dogma musical impregna cada una de las canciones que componen este disco, compacto en su forma, y progresivo en su contenido. Los diez cortes del disco se suceden entrelazados, cosidos por un nítido hilo argumental que comienza en Seneca deformando la naturaleza del himno norteamericano (nexo más que casual con la obra Hymnen de Karlheinz Stockhausen), y concluye en SpeakeasyBenway, que lleva tras de sí un cierto halo tropical que nos hace recordar a The Sea and Cake, o con "Blackjack" y "Sixpack" que retroceden dos años en el tiempo para continuar la aventura estilística que marcó TNT (Thrill Jockey, 98).

Al hablar de Standards, lo hacemos de un álbum mucho menos accesible que los anteriores, de intenciones menos claras. Y a pesar de seguir siendo un magnífico derroche de estilo, pierde enteros en la comparación con los pasados trabajos de Tortoise. Pero claro, ¡no vamos a pedirle a las huestes de McEntire que produzcan obras maestras en serie!. Ni a ellos ni a nadie puede exigírseles la perfección continuada. Y defiendo que no es tan diferente de los anteriores álbumes de Tortoise, pero es cierto que existe un momento de calma en toda creación, que lejos de significar un estancamiento de ideas, supone una síntesis de lo anteriormente descubierto. La capacidad creadora que los de Chicago mostraron en Tortoise (Thrill Jockey, 1994), Millions Now Living Will Never Die (Thrill Jockey, 1996) y TNT, confluye con Standards en una ampliación de las técnicas y una generalización de los métodos. No quiero decir con ésto que nos encontremos ante la apoteosis de lo realizado con anterioridad, sino que se afirma como base para que Tortoise pueda partir hacia nuevas conquistas sonoras.

- Héctor Garrido

STANDARDS:
Tortoise
(Thrill Jockey, 2000)



LINKS :

Brainwashed
La página de Jon Whitney, nos lava el cerebro con buenos contenidos

Soma Studios
¿Alguien quiere grabar su álbum con John McEntire? Apuntad esta dirección....




más comentarios